Top

“LA IMPORTANCIA DE LOS HÁBITOS Y DE LAS RUTINAS PARA LOS NIÑOS Y BEBÉS”

Los niños necesitan seguir una rutina para sentirse seguros y tranquilos en su ambiente. Esta rutina establece horarios, pero además los  hábitos repetitivos ayudan a construir u equilibrio emocional, que les proporciona un mecanismo importantísimo para su educación y para la construcción de sus personalidad.

La repetición de los actos cotidianos forman hábitos y la repetición de los hábitos forman virtudes.

BENEFICIOS  DE LOS HÁBITOS Y RUTINAS EN LOS NIÑOS Y BEBÉS:

1

Para que lo niños se sientan seguros tiene que adquirir hábitos.

2

Los niños no conocen ele orden de las cosas cuando nacen, por lo que lo adultos debemos de enseñarle a organizar su vida mediante horarios estables asociados a rutinas, es decir, a través de actividades que se hacen todos los días de la misma manera.

3

Se repiten rituales que ayudan a que el niño vaya asimilando un esquema interno que convierte su mundo en un lugar predecible, y por lo tanto, seguro.

4

La alimentación, sueño e higiene son los principales hábitos que tiene que aprender los niños. “La rutina diaria es para los niños lo que las paredes son para una casa, les da fronteras y dimensión a la vida. La rutina da una sensación de seguridad. La rutina establecida da un sentido de orden del cual nace la libertad.

QUÉ SON LOS HÁBITOS Y LAS RUTINAS PARA LOS NIÑOS

La rutina es una costumbre personal establecida por conveniencia y que no permite modificación, es decir, es inflexible; por ejemplo, colgar la bata en la  percha antes de salir de clase.

El hábito es un mecanismo estable que crea destrezas y que además podemos usar para distintas situaciones: por ejemplo, abrocharse.

Según Antonia Fernandez Gutiérrez: son costumbres, actitudes, formas de conducta o comportamientos que conlleven pautas de conducta y aprendizajes.

El hábito bien adquirido y usado nos permite hacer frente a los acontecimientos cotidianos

Los hábitos y las rutinas aportan un mecanismo importantísimo de constancia  y regularidad y, por eso es fundamental tanto para la vida familiar como la escolar

Cuando se le inculcan estos hábitos desde que son bebés, las costumbres se marcharán por si solas con el tiempo. Teniendo claro siempre que los padres son un ejemplo a seguir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies